Producción Fotográfica

Muchas veces se piensa que para conseguir una fotografía que te deje boquiabierto basta con el proceso de fotografiar correctamente. Sin embargo, la postproducción fotográfica está pensada para conseguir el resultado exacto que se buscaba y que, por alguna razón, no se hubiera podido conseguir.

Producción fotográfica es en líneas generales el proceso global por el que se realizan una sucesión de trabajos para construir un resultado. Para esto se recurre a todos los medios disponibles de acuerdo a los alcances del proyecto, partiendo del material fotográfico y de los programas de post producción y retoque junto con los métodos propios de la propia experiencia .

Si bien intervienen inherentemente en el proceso momentos de creatividad y originalidad, éstos deben ir alineados en torno a las directivas matrices del concepto que se ha encargado desarrollar teniendo en cuenta lenguaje visual, realce, brillo, ángulo, limpieza…

Tipos de Producciones Fotográficas

Una producción fotográfica trabaja su flujo de trabajo dentro de tres etapas definidas (Pre-producción, producción, post-producción). Este mismo flujo de trabajo depende naturalmente del tipo de trabajo a realizarse y el tipo de producción que necesita. Dependiendo del encargo, puede ser fotografía de moda, fotografía publicitaria y editorial, restauración de imágenes fotográficas, fotografía de retrato y social, fotografía para prensa y documental, fotografía artística y fotografía técnica y científica.

Siguiendo con esto, debemos decir que una vez conocido el producto a fotografiar y las intenciones comerciales de su fabricante, procedemos a una primera etapa de las tres del flujo de trabajo (la pre-producción).

La pre-producción fotográfica es la etapa previa a la sesión de fotos y está considerada como la más importante de la producción ya que en esta se lleva a cabo la logística y planificación para abordar un proyecto.

Fases de la Producción Fotográfica

En la etapa de la pre-producción se desarrollan todas las tareas previas que inician con la búsqueda de la idea. Para plasmarla, la preocupación inicial es que la comunicación visual traduzca las palabras de manera fiel a través de elementos visuales que permitan construir una imagen que logre comunicar eficientemente el mensaje al receptor.

Eso requiere pasos previos como reuniones con el cliente para elaborar y acordar la propuesta estética.

La Producción Fotográfica

La Producción es el momento de la realización de la Sesión Fotográfica, el resultado de todo lo planeado en la pre-producción, el momento de acción. Al comenzar la producción todos los elementos pensados, las ideas, conceptos, materiales, equipos, permisos, entre otros, deben estar presentes y alineados, listos para su utilización.

Post-producción

En esta etapa se desarrolla el cierre del proyecto. Es un momento importante ya que aquí se hace el balance y se ve el resultado total del trabajo. En la Post-producción es el momento culminante por tanto debe hacerse con detenimiento en la elección de lo mejor de la producción fotográfica antes de ser expuesta a los clientes.

Aquí se eligen las mejores, se retocan y solucionan posibles imperfecciones.

Una de las claves para la correcta postproducción fotográfica es la planificación. Hay que saber qué se quiere conseguir a través de las imágenes y cómo. Que las imágenes con las que contamos para retocar digitalmente tengan inicialmente algo con lo que podamos jugar. Esto significa que deben haber sido correctamente tratadas en la sesión de fotos.

Para mejorar las imágenes, sin duda, hay que tener en cuenta la gestión del color.

Una vez que el color haya sido corregido de forma que el resultado que tenemos sea el deseado, pueden realizarse pequeños retoques estéticos dentro de la imagen: deshacerse de aquellos elementos que, por diversas razones, no quedan bonitos dentro de cuadro. Es el momento del silueteado, los montajes, desenfoques, etc.